Los guantes de Agustina

Fecha de publicación : 2000

Lugar : La Paz- Boliva

Autores : Verónica Linares

Ilustradores : Macarena Polo

Editorial : Santillana

Colección : Alfaguara banda amarilla

Número de edición : Primera

Número de páginas : 36

ISBN : 99905-2-155-7

Depósito legal : 4-1-1155-00

La tortuga Agustina ha perdido uno de sus guantes color arco iris y está muy triste, porque no puede ir a visitar a sus amigas con un solo guante. Agustina pregunta a cada uno de sus amigos del bosque si han visto su guante y a través de sus averiguaciones es de esperar que lo encuentre.

RESEÑA DE ISABEL MESA GISBERT

Publicada en el libro "Los Recomendados: una década de LIteratura Infantil y Juvenil boliviana 2000-2010" de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil

Los guantes de Agustina es el primer libro que publicó Verónica Linares en una primera edición que salió el año 2000. Desde ese momento Verónica se ha consagrado como una escritora de calidad para los más pequeños.
Los guantes de Agustina es un libro de narración lineal, en tercera persona, sencillo y con diálogos que lo hacen ágil y divertido. Agustina, la tortuga, ha perdido uno de sus guantes color arco iris y sin él no puede ir a visitar a sus amigas. Pregunta por su guante a cada uno de sus amigos del bosque hasta que al fin encuentra al culpable. Y es esta pequeña historia la que realiza la conexión entre el niño y el mundo que lo rodea en un cuento en el que los valores, que son la base de la formación de nuestros niños y niñas, están a flor de piel: la amistad, la responsabilidad, la convivencia, la generosidad y la honestidad entre otros.

A lo largo de toda la obra, la autora logra insertar en su protagonista las reacciones de los niños pequeños cuando pierden sus cosas más preciadas. De esa manera, el pequeño lector se identifica con una situación cotidiana de perder un objeto importante, cuya reacción lógica es la de mostrar su malhumor intentando, al mismo tiempo, encontrar su extravío a toda costa. Entonces, el niño peregrina por el bosque junto a Agustina buscando el guante color arco iris e incluso solivianta la molestia que muestra la tortuga cada vez que piensa que ha encontrado al culpable.

En ese contexto, la autora juega con el lenguaje, y dada la edad del destinatario, es más bien la expresión oral la que tiene mayor importancia en esta historia. El relato de Agustina tiene los elementos ideales para cooperar con la oralidad. La repetición del diálogo en las diferentes escenas estimula en los niños y niñas a dramatizar fácilmente el cuento y crear nuevas escenas cambiando tan solo una palabra, ya sea el nombre de los animales, el de los regalos, el de los amigos, etc.

–¡Ardilla Vainilla, devuélveme mi guante color arco iris, que no es para colgárselo en la cola” –gritó la tortuga con rabia.
Estas frases ayudan también a los lectores a identificar la palabra oral con la escrita, sobre todo en aquellas que se repiten constantemente a lo largo de toda la lectura.

Otro elemento interesante es la rima, tan importante en esta edad y de la que tanto disfrutan los niños y niñas porque llegan a sumergirse en el mundo de lo ridículo y de lo absurdo. Y el humor que pone la autora, coloca a los personajes en situaciones bochornosas que divierten a los niños de la etapa inicial.

Un elemento que distingue esta segunda edición de la primera son los colores. Aprovechando el tema del guante color arco iris, la obra, que tiene un formato cuadrado tan apropiado para los más pequeños, es un libro ilustrado realizado por la artista Viviana Navarro. Y, haciendo juego con cada ilustración, los textos adoptan como fondo colores fuertes que la convierten en una edición sumamente atractiva.

Los guantes de Agustina es una pequeña historia que en realidad encierra un mundo de cosas maravillosas. Verónica Linares, como no podía ser de otra manera y debido a su experiencia en el campo de la educación inicial, ha escrito un libro de literatura infantil pensando en los niños de hoy. Su obra propone un aprendizaje divertido y, lo que es más importante, el placer de leer por el simple hecho de querer hacerlo.

 

 

Premios y distinciones

Inlcuido en la lista de "Los recomendados: Una década de Literatura Infantil y Juvenil (2000-2010), Academia Boliviana de LIJ.