El enigma del Piyo

Biyu Suárez

Fuente: En el libro "Los Recomendados: una década de Literatura Infantil y Juvenil boliviana 2000-2010" de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil

EL ENIGMA DEL PIYO

El enigma del piyo, parte de una colección dirigida por Gigia Talarico, es un cuento corto, pero de gran formato. Con una excelente diagramación, se convierte en muy atractivo y adecuado para los más pequeños. Este libro de tapa dura, páginas gruesas e ilustraciones llenas de color, escrito por  Biyu Suárez, conocida escritora cruceña de libros infantiles e ilustrado por Daniela Durán, tiene varias características que vale la pena analizar.

Uno de los primeros aspectos que llama la atención son las ilustraciones, las cuales son tridimensionales y muy coloridas. Este efecto es logrado debido a que la ilustradora utiliza, por una parte el moldeado en plastilina para crear los personajes y los paisajes, así como el collage. Este efecto de casi poder tocar los elementos de las ilustraciones, crea una cercanía y una relación de juego, muy acertada con el niño. Por otra parte, Daniela Durán logra crear texturas y planos que dan vida a los elementos del cuento, aparte de los colores brillantes y vivos.

     

Otro de los elementos que llama la atención es el título del cuento El enigma del piyo. Por una parte, la palabra “enigma” que no es muy común para los niños, ya es un enigma en sí misma, y por otra parte, “el piyo”, denominativo que usa la gente del oriente boliviano para nombrar al avestruz, también es algo novedoso y distinto para los niños de otras regiones.
Cuando ya nos adentramos en la historia de este cuento, vemos que la misma comienza de manera enigmática, no sabemos de quien, ni de qué está hablando la autora:

“Contempló la inmensidad de la llanura. Pensó que sus patas no lo podrían llevar hasta esa única palmera donde estaba su esperanza”. 

Claro, la ilustración con el “piyo” en primera plana, nos da una pista...
Esta primera escena, tan incierta, nos invita a continuar la historia, ¿Por qué el piyo comenzó a caminar? ¿A dónde va? ¿Qué era “su esperanza”?

Y en realidad la historia es sumamente sencilla: el piyo va a buscar y cuidar su “esperanza”, que está  a lo lejos, en la única palmera de esas llanuras. En su recorrido, éste escucha a un perico (perezoso) que pide ayuda pues alguien le robó su sombrero de saó y le golpeó la cabeza. Entonces, el piyo le ofrece ayuda y el perico decide subirse sobre él, y ambos recorren la llanura mientras llueve intensamente. Finalmente, los dos amigos llegan a la palmera donde un reluciente y brillante huevo está escondido: la esperanza; del cual nace “el piyo más hermoso del universo…”
Se trata pues de una historia típicamente oriental, que transcurre en los llanos de esa zona. Biyu Suárez nos brinda una sencilla, pero bonita historia que realza algunos elementos naturales de esa zona: “la senda del motacú”, “el sombrero de saó”, “la verde llanura”, “el piyo, el perico y las palmeras”…
Finalmente, también vale la pena resaltar el lenguaje y las imágenes producidas por algunas descripciones hechas por la autora:

“Un trueno los detuvo. Estaban empapados. El agua escurría entre las largas pestañas del piyo”
“Salía un brillo de entre las raíces de la palmera. Provenía de un hermoso huevo. Lo cubrió con sus hojas y con su paraguas de flor.”
“El cascarón se abrió; dando paso al piyo más hermoso del universo, tenía una cola de arco iris y ojos como esmeraldas.”
“El enigma del Piyo”, un cuento novedoso en varios aspectos, que logrará despertar el interés y la imaginación de los más pequeños.