Wawa libros

Liliana De la Quintana

Fuente: En el libro

COLECCIÓN WAWA LIBROS

Se trata de una colección pensada para niños pequeños y para primeros lectores que empiezan a conocer la diversidad boliviana en cuanto a sus pobladores, sus costumbres y tradiciones. Cada relato tiene un formato  pequeño justificando el título de la colección y dando la idea de que son para “wawas”, es decir, para niños.
Cada relato tiene el mismo tipo de información acerca de cada etnia, lo cual facilita al pequeño lector ir anticipando lo que va a ver o leer. En realidad, en cada página hay una imagen con un pequeño texto que no sobrepasa las dos líneas. Además, la información es muy clara, concisa y describe la imagen que acompaña; por otra parte, la tipografía utilizada es grande y facilita la lectura.
En forma general, cada relato contiene la siguiente estructura e información: en la tapa está el título y  los dibujos son un niño y una niña con las vestimentas típicas de la etnia que representan. En la parte superior izquierda, va el número del  relato dentro de la colección. En  el interior de los libros, en la primera página, se especifica la región de la etnia de la que trata el relato y un mapa de Bolivia, en el cual va coloreada dicha región. Allí están dibujadas algunas características físicas del lugar (montañas, árboles, productos, etc.), dando mayor información visual al lector que ya se puede ir dando una idea de algunas características de cómo viven los pobladores acerca de los que leerá.
Posteriormente, la ilustración que sigue, especifica más detalladamente el lugar donde habitan los pobladores de los que se habla y se observa una primera escena general del lugar. Luego, se hace referencia a las actividades principales que realizan las diversas poblaciones: unas se dedican a la pesca, otras al ganado, otras al tejido, y cultivos distintos.
Asimismo, luego de haber dado a conocer la actividad principal, la autora nos muestra otras características importantes de la etnia en cuestión. Por ejemplo, nos indica cómo es su vestimenta, su alimento  y su vida cotidiana.
Al finalizar, en la mayoría de los relatos, se hace referencia a las fiestas, danzas o música de las diversas poblaciones, y la ilustración muestra a los bailarines con sus trajes e instrumentos típicos.
El último relato, el n° 10, titula “Soy de la ciudad” y hace referencia a las actividades que realizan los niños citadinos. Allí, se describen las características de una ciudad: qué hay, quienes trabajan, qué hacen los niños y cómo son; los tipos de edificaciones, los servicios, la tecnología y los espacios de juego.
Finalmente,  en la última hoja de cada relato, aparece una foto real de uno o varios niños de la población descrita, además de un resumen de las actividades, tradiciones, animales,  alimentos, e idiomas que tienen. Aparece, una leyenda en el idioma de la etnia que significa “así somos nosotros". Al final de la hoja  está escrito un derecho de los niños.Cabe recalcar que los dibujos ilustran y complementan perfectamente cada escena, dándonos una idea clara acerca del lugar, las vestimentas, y las costumbres. Aunque se trate de “wawa libros”, éstos nos entregan una información valiosísima, con bastantes detalles de las diversas etnias bolivianas. Es un pequeño tesoro que todas las escuelas y hogares bolivianos deberían tener, no sólo para lograr un mayor conocimiento de la gente de nuestro país, sino para fomentar el respeto por los otros y por su forma de vivir.